La ITV es una revisión obligatoria que hace que nuestro coche tenga todas las medidas de seguridad necesarias para el correcto comportamiento del vehículo. Esto se pone aun más de manifiesto en esta época veraniega de tantos desplazamientos largos.

Antes de acudir a pasar la revisión obligatoria podemos revisar algunos puntos básicos para no llevarnos sorpresas desagradables. Para ello no hace falta ser un experto en mecánica solo seguir nuestros consejos

ITV, todos los años la misma preocupación

rueda itv revisionNeumáticos

Es el elemento principal de seguridad del automóvil y por desgracia al que menos le prestamos atención. Hay que controlar la presión de los neumáticos mensualmente para no sufrir un desgaste excesivo de las gomas así como irregularidades en el dibujo. Es muy importante recordar que el dibujo de nuestros neumáticos tiene que ser al menos de 1,6 mm para poder superar la revisión. Pero no esperes a llegar a esa profundidad porque siempre es mejor prevenir que lamentar, asi que si notas que los neumáticos están muy desgastados, cambialos antes de que sea tarde. Para ello podemos fijarnos en los testigos de desgaste que aparecen en los neumáticos y si vemos que ha llegado a ellos, cambiar las ruedas a la mayor brevedad posible. Otra cosa a tener en cuenta antes de pasar la ITV… fíjate que todas las ruedas tengan el mismo dibujo puesto que si en el mismo eje hay 2 ruedas desiguales significará el suspenso inmediato de la revisión. Esto es obvio pero imagina que cambiaste la rueda por un pinchazo y la rueda de repuesto era de un juego anterior que tenía diferente marca, y no te acordaste de volver a sustituirla. También es fundamental que no se te ocurra acudir a la ITV con bultos, deformaciones u otras irregularidades en los neumáticos si no quieres llevarte un susto en la revisión.

Revisión de líquidos

Otro punto importante en la revisión es la parte del foso. Los operarios nos pedirán que situemos el coche en el foso para poder revisar el coche a fondo. Nosotros también podemos hacerlo con unos cartones y un poco de paciencia.

Aparcamos nuestro coche en una zona no inclinada y ponemos cartones debajo sujetándolo con las ruedas. Dejamos el coche un tiempo parado, al menos 3 horas aunque mejor toda la noche. Si el cartón está seco y sin manchas podemos conjeturar que el coche no tendrá pérdidas.

faro itv revision

Luces

En la ITV mirarán todas las luces, no solo te centres en las que usas normalmente como puedan ser posición, cortas y largas porque también revisan a fondo las luces de intermitencia, antiniebla, encendido e incluso las de matrícula. Para evitar faltas leves revisa todo antes de acudir a tu cita, son 5 minutos y te ahorrarás alguna falta leve que al final puede costarte el no superar dicha revisión.

Cinturones, sujecciones obligatorias

Otro punto importante de seguridad son los cinturones. Estos deben poder abrocharse y desabrocharse sin problemas además de poder bloquearse si se tira bruscamente de ellos (solo los laterales puesto que los centrales no disponen de dicho bloqueo).

Limpiaparabrisas

En verano ni nos molestamos en utilizarlos pero es un elemento vital de seguridad en cuanto aparecen las primeras lluvias. Sin ellos nuestra visibilidad sería nula bajo una tormenta.

En la ITV se revisan que funcionen, que puedan lanzar agua y evacuar la suficiente del cristal delantero y del trasero si dispone de el. Antes de acudir a tu cita, llena el depósito de los limpiaparabrisas y comprueba que todo funciona correctamente.

Con estos pequeños consejos estaremos más preparados a la hora de pasar la Inspección Técnica de Vehículos y nos ahorraremos sustos en forma de faltas leves o incluso graves. No olvides ponerlos en práctica y mucha suerte en tu futura revisión